jueves, 23 de junio de 2016

Consejos de Salud





LA PAPAYA  Y SUS SEMILLAS UNA FRUTA CON IMPORTANTES PROPIEDADES TERAPÉUTICAS  ENTRE ELLAS  UN ANTIINFLAMATORIO NATURAL POR EXCELENCIA


Generalmente todas las personas; después de comer frutas, las semillas van al cubo de basura, en el caso de la "Papaya" no deberías hacerlo, ya que estas valiosas semillas de color negro, aportan muchos beneficios importantes para nuestra salud.

VALOR NUTRICIONAL

Hoy les hablaré de  la papaya ,esta fruta  milenaria de  sabor agradable,posee una cantidad importante de  vitaminas  entre las que destacan las del grupo B, la vitamina A y D,minerales como el calcio,magnesio, cobre, potasio entre otros,además contiene  una  gran cantidad de fibra soluble.

Es una de las frutas  que posee  mayor  porcentaje de antioxidantes como los carotenoides, flavonoides y vitamina C.
Contiene además  una cantidad importante  de ácido oleico y ácido palmítico, los cuales protegen al organismo de los efectos nocivos de  las toxinas, actuando también como unos  potentes antioxidantes naturales.

PRINCIPIOS ACTIVOS  Y APLICACIONES TERAPEUTICAS

Posee un principio activo llamado papaína, una enzima proteolítica que nos ayuda a digerir los alimentos  de forma correcta, con propiedades anti-bacterianas y anti-inflamatorias que nos ayudan a mantener nuestro sistema digestivo saludable.

Es utilizada a nivel  terapéutico con mucha eficacia en el tratamientos de  desparasitación del áscaris .
En un estudio realizado con niños en Nigeria, se comprobó que el 76,7% de los niños eliminaron los parásitos intestinales luego de consumir semillas de papaya todos los días durante una semana.

Gracias a su contenido en fibra es una fruta con un gran poder desintoxicante , facilitando  la expulsión de las toxinas acumuladas en nuestro organismo, razón por la cual beneficia  también  el drenaje hepático.
En la medicina tradicional de China y Japón, las semillas de papaya se utilizan para desintoxicar y fortalecer el hígado.

Entre los innumerables  beneficios para la salud que posee ,podemos decir que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares , y es de  gran ayuda en diabetes, pérdida de peso, dolencias digestivas en general, controla la tensión arterial, mejora la cicatrización de heridas, y actúa como un antiinflamatorio natural en la mayoría de dolencias de nuestro organismo.
Refuerza además  el sistema inmunológico ayudando  a prevenir dolencias como resfriados, gripe ,infecciones, entre otras.

Tiene propiedades diuréticas ,ayuda en la retención de líquidos ,mejora y  previene la insuficiencia renal.
Debido a sus propiedades anti-inflamatorias  que le otorgan las dos enzimas que posee. papaína y quimopapaina, las semillas de papaya también pueden mejorar  dolencias como  la artritis o el reuma, debido a que estas dolencias generalmente cursan con  síntomas como  retención de líquidos, inflamación y dolor en las articulaciones.
 
COMO UTILIZAR  LAS SEMILLAS DE PAPAYA

Según estudios científicos  las semillas de la papaya no son tóxicas ,podéis  utilizarlas  como un suplemento alimenticio y comerlas enteras, en  este caso debéis  masticarlas y ensalivarlas muy bien,os recomiendo  que comencéis  con una o dos semillas al día  la primera semana, debido a que poseen un  sabor  amargo  parecido a la pimienta, y os  puede  suceder que al comenzar a comerlas su sabor no os  agrade, por ello  debéis comenzar con semillas de papaya pequeñas  y poca cantidad.

Además algunas personas ,no toleran los alimentos fuertes y picantes, es una de las razones por la que se debe  comenzar a introducirlas en vuestra  dieta diaria poco a poco.
Luego de consumirlas una semana, podéis  aumentar la cantidad a ¼ de cucharadita (1,25 ml), luego a ½ cucharadita (2,5 ml) y finalmente a 1 cucharadita colmada (5 ml) todos los días.

Es importante  introducirlas en la dieta con una comida  que contenga  mayor proporción en proteínas para facilitar la digestión, de esta manera os beneficiarais de las propiedades de las enzimas proteolíticas que contienen  y ayudarais  a vuestro  sistema digestivo  a funcionar correctamente.

Para que las propiedades de las semillas sean efectivas ,debéis consumir  las semillas trituradas en el momento.
Podéis  utilizarlas  también como sustituto de la pimienta, siempre en pequeñas cantidades, como un condimento más, debido a que ambas tienen sabores muy parecidos.

También podéis  sazonar carne , pollo o cerdo; triturar ½ cucharadita (2,5 ml) de semillas de papaya ,(cantidad  para una porción individual).Aderezar con las semillas trituradas  y dejar reposar 1 hora  los alimentos antes de cocinarlos.
La papaína presente en las semillas de la  papaya actúa como un ablandador de las carnes, además  le da un sabor especial  y  nos ayuda a digerir las proteínas que contienen los alimentos en forma correcta .

Otra opción es consumir  las semillas con miel. Si no os agrada el sabor amargo de las semillas de papaya y consideráis que es muy fuerte, podéis  mezclarlas  con una cucharadita (5 ml) de miel para atenuar su sabor. No obstante,tener en cuenta que debéis masticarlas y ensalivarlas muy bien ante de ingerirlas. Esta  combinación es muy efectiva  como tratamiento natural en caso de parásitos intestinales.

Un consejo importante: No consumas  estas semillas con  batidos de frutas, u otro alimento similar, la mezcla de sabores (amargo de las semillas) y (dulce de las frutas) no es una buena combinación y puede que resulte desagradable de sabor.



FORMA DE PREPARARLAS

Con un mortero, tritura  1 cucharadita (5 ml) de semillas de papaya, hasta  que quede  un polvo fino o grueso. también puedes introducir las semillas lavadas y secas  en el  molinillo de pimienta.
Quizás las semillas de papaya no se trituren por completo en licuadoras de baja calidad. Si quieres convertir en polvo las semillas de papaya, es mejor utilizar un mortero, un procesador de alimentos o un molinillo de pimienta.

Otra forma popular de preparar estas semillas es mezclarlas con una vinagreta de la misma manera que lo  haríais con una vinagreta de pimienta.

PREPARACION DE ALIÑO DE  SEMILLAS DE PAPAYA PARA ENSALADAS

INGREDIENTES
1 cucharada (15 ml) de semillas de papaya, ¼ de taza (60 ml) de papaya, ¼ de taza (60 ml) de cilantro fresco, 1 diente de ajo, 5 cucharaditas (25 ml) de jengibre, 2 cucharadas (30 ml) de vinagre de manzana, el jugo de 1 lima, 1 cucharadita (5 ml) de miel, ¼ de taza (60 ml) de aceite de oliva, ½ cucharadita (2,5 ml) de sal marina y si deseais, una pizca de hojuelas de chile picante.

PREPARACIÓN
En una licuadora, mezclar todos los ingredientes menos el aceite de oliva, hasta  formar  un líquido.
Luego, verter lentamente el aceite de oliva en la licuadora o en un procesador de alimentos hasta que se mezcle por completo con el resto de los ingredientes.
Esta receta rinde 1 taza (250 ml) de aliño de semillas de papaya. Podéis  conservarlo tapado en el refrigerador  un poco más de una semana.


COMO ALMACENARLAS
Extraer las semillas de una  papaya  fresca  con una cuchara de metal, colocarlas  en la mitad de un paño o secador de cocina. Doblar el paño para que queden en el centro y secar las semillas muy bien. Controlar que no queden  trozos  de frutas adheridos  a las semillas.

Colocar las  semillas en un colador y enjuagarlas en agua potable,  extendiéndolas cerca del alféizar de la ventana para que se sequen con la luz del sol durante algunos días.

También podéis  secar las semillas con un deshidratador, pero debéis seguir las instrucciones cuidadosamente, para evitar que las semillas se resequen o no se sequen lo suficiente. Debéis tener en cuenta que cuando usáis el deshidratador, el tiempo necesario para que se sequen se reduce de días a horas.

CONSERVACIÓN

Si no tenéis pensado comer o utilizar todas las semillas de papaya durante los primeros días, os aconsejo  que las coloquéis en un recipiente hermético  y la  guardéis  en el congelador.

Si coméis una buena cantidad de semillas de papaya, podéis conservarlas en el refrigerador en lugar del congelador.
En el congelador, las semillas de papaya conservan su valor nutricional de 6 a 12 meses.

Cuándo descongeléis las semillas, colocarlas primero en el refrigerador durante toda la noche antes de usarlas. También podéis remojar las semillas congeladas en agua caliente durante algunos minutos hasta que se ablanden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Promocion