domingo, 1 de octubre de 2017

"Harpagofito" una planta cuyo valor terapéutico será nuestro aliado en los procesos agudos y crónicos del dolor.



Hoy les hablaré de una planta muy utilizada desde la antigüedad para tratar diversas dolencias, entre las que se destacan las de tipo osteomuscular, sus propiedades terapéuticas son muy valoradas a nivel fitoterapia por sus efectos beneficiosos.

Nombre Científico: Harpagophytum procumbens
Nombre oficial: Garra del diablo
Familia: Pedaliaceae
Nombre popular: Harpago, Harpagofito

Características
El Harpagofito es una planta de la sabana, originario del desierto de Kalahari y Madagascar, donde crece sin ser cultivado. Posee una raíz primaria que puede llegar a  medir hasta 50 cm de largo, de donde parten raíces ramificadas tuberosas secundarias, cuyos brotes se extienden alrededor de 1,50 cm y penetran  hasta 2 metros de profundidad. Las raíces secundarias de reserva pueden almacenar hasta un 90% de agua de su peso. Las partes utilizadas de la planta con fines medicinales  son los tubérculos. 
Estudios Científicos y Uso Medicinal
A partir de mediados del siglo XX, los estudios realizados de esta planta destacaron por su efecto beneficioso en diversas afecciones osteomusculares, como artritis reumatoide, artrosis, tendinitis, lumbalgia, entre otras.
Los principales  principios activos que se aislaron fueron el harpagósido, el harpágido, el 8-O-p-cumaroil harpágido, el 8-feruloil harpagido, el procúmbido  entre otros.

En la actualidad existen numerosos estudios, en los cuales se ha podido concretar que los extractos de Harpagofito, así como el Harpagósido, inhiben las COX 1 y 2, enzimas que catalizan la generación de PGs y de TXs, estas moléculas actúan como mediadoras de los procesos inflamatorios; también  disminuyen la producción de óxido nítrico, la expresión de la óxido nítrico sintasa inducible y la actividad del factor nuclear NF-κB, comportándose además como antioxidantes, a lo que se añade el efecto inhibitorio del harpagósido sobre determinadas citocinas  (TNF-α, IL-1β, IL-6 y γ-interferón), reguladoras de un amplio espectro en  los procesos inflamatorios implicados en la patogénesis de la artritis. Además, el harpagofito inhibe la activación del factor de transcripción AP-1.

Estos estudios corroboran de forma clara el efecto antiinflamatorio de los preparados de harpagofito, concluyendo que un contenido de  harpagósido comprendido entre 50-100 mg, es efectivo en el tratamiento del dolor en procesos inflamatorios osteomusculares.

Además de los efectos beneficiosos en el dolor crónico, se ha podido constatar su actuación positiva  sobre la diferenciación de los osteoblastos, que  al igual que el harpagósido inhibe la formación de los osteoclastos y actua en la liberación del mediador inflamatorio RANTES, razón por la cual en un futuro  podría valorarse su aplicación en el tratamiento de afecciones respiratorias.

Si bien tradicionalmente se ha utilizado el Harpagofito como orexígeno, estudios realizados recientemente han observado su efecto supresor en el  apetito ,esto se debería  a su forma de actuar sobre el receptor de la grelina.


Otras Aplicaciones Terapéuticas
En su país de origen, desde la antigüedad , el Harpagofito  también  llamada oficialmente "Garra del Diablo" ha sido utilizada por las poblaciones indígenas en dolencias  digestivas, para estimular la función del hígado y vesícula biliar, circulación sanguínea, procesos febriles ,dolores en general ,patologías de la piel, regulador del sistema hormonal, entre otras.

 
Historia
Esta planta debe su nombre " Garra del Diablo" a los fuertes garfios de sus frutos que se clavan en las patas de los animales causándoles dolorosas molestias e incluso en ocasiones  provocarles  la muerte.
El nombre científico, se debe a la  forma de sus frutos lígneos, que recuerdan mucho los “ganchos“,  en griego “harpagé". El nombre “Garra del Diablo", puede  llevar a confusión, debido a que unas flores alpinas, de la familia de las Campanules: la "raiponce hemisférica" - Phyteuma hemisphaericum -  y la  “raiponce  gloubuleuse o orbiculaire"- Phyteuma Orbiculare - ambas autóctonas, pero  carentes de efectos medicinales.

Los indígenas, recolectaban los tubérculos, en su propio hábitat, excavando profundos agujeros. Las raíces, se pudren rápidamente , razón por la cual tienen que ser troceadas y secadas inmediatamente después de su recogida.
Debido a las recolecciones incontroladas de comerciantes extranjeros, sin conocimiento del cultivo de esta planta, su reproducción llego a estar en peligro de extinción.

En los años 50 el Harpagofito ocupaba el 12% de la superficie de Namibia, ahora sólo ocupa el 4%,gracias a las medidas que tomaron los  gobiernos locales realizando proyectos de cultivos controlados, así de esta manera asegurar la preservación de esta  planta cuyo efecto terapéutico posee un gran valor curativo.
Advertencia:
No confundir  la especie Harpagophytumzeyheri, que posee efectos similares, pero más débiles.

En Occidente se conoció el valor medicinal del Harpagofito a través de un soldado de las tropas alemanas y futuro colono G.H.Mehnert  que durante la  rebelión de los Hotentotes y de los Hereros en 1904 -1906 adquirió este  conocimiento de un chaman indígena.
En Europa, fue introducida  por O.H. Volk en el año 1953, su  raíz se utilizó principalmente para las enfermedades metabólicas.
Los científicos constataron su efecto beneficioso en dolencias como la artrosis. En los años 70, esta planta  experimentó en  Europa  una gran demanda, y desde ese periodo a demostrado poseer un gran valor terapéutico dentro de la fitoterapia.
Contraindicaciones y Efectos secundarios
Aunque generalmente se tolera bien, el harpagofito como todo antiinflamatorio y/o analgésico  puede producir molestias gastrointestinales,en personas con mucosas digestivas débiles, por lo que se aconseja tomarlo  15 minutos antes de las comidas.
En mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no es aconsejable. El uso en niños y menores de 18 años no está recomendado. No exceder la dosis diaria recomendada.

 
Dosis y Posología
La dosis diaria  recomendada depende de la edad y la dolencia a  tratar.
Como infusión, 3 tazas diarias antes de las principales comidas. también podéis colocar en la infusión unas gotas de aceite esencial  o extracto fluido para potenciar su efecto.
Para un extracto de harpagofito valorado al 2.7% en harpagósido la dosis recomendada es de 800 mg al día.
En caso de  que os encontréis  con tratamiento farmacológico, deberéis consultar con un profesional.
Los preparados comerciales ,llevan prospectos donde indican la dosis recomendada.

Consejos Importantes:
Además de la dosis,a la hora de adquirir un producto deberéis tener en cuenta que la planta proceda de cultivo ecológico y su pureza sea garantizada en un 100%.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Promocion